Estenosis carotídea

t

Estenosis carotídea

¿Qué es la arteriosclerosis? La arteriosclerosis es un proceso de endurecimiento de los arterias que afecta de manera difusa, aunque no obligatoriamente en el mismo grado, a todas las arterias del cuerpo humano.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo más frecuentes que conducen al desarrollo de esta enfermedad son la hipertensión arterial, la diabetes, los niveles altos de colesterol y el consumo de tabaco.

¿Qué síntomas produce?

Cuando la arterioclerosis afecta las arterias carótidas o las arterias vertebrales puede ser causa de aparición de síntomas de falta de riego sanguíneo a una parte del cerebro que se manifiesta, cuando se afecta la arteria carótida, por pérdida de fuerza o adormecimiento en una parte del cuerpo (generalmente brazo y pierna de un mismo lado), dificultades para el habla o la comprensión de las palabras, o pérdida parcial de la visión. Si la arteria afectada es la arteria vertebral los síntomas suelen consistir en vértigo, naúseas, desequilibrio, visión doble y sueño inhabitual.

Estos síntomas aparecen cuando el proceso de endurecimiento arterial conduce a la obstrucción completa o a un estrechamiento importante del calibre de la arteria. Este estrechamiento puede producir, bien un descenso del caudal de sangre que llega a una parte del cerebro, bien un enlentecimiento de la sangre a su paso por la zona estrechada que de lugar a la formación de pequeños trombos o coágulos que, solos o junto con parte del material que produce el estrechamiento (placa de ateroma) pueden obstruir pequeñas arterias cerebrales.

Cuando esto sucede en un grado pequeño y los síntomas desaparecen en menos de 24 horas hablamos de que se ha producido un Accidente isquémico transitorio (AIT). Cuando el grado es mayor y no revierte se habla de ictus o infarto cerebral.

¿Qué hacer cuando se padecen algunos de estos síntomas?

La aparición de un AIT nunca debe considerarse un problema menor o sin importancia, sino que debe servir de alarma. Uno de los síntomas más frecuentes de este tipo es la pérdida transitoria de la visión en un solo ojo, conocida como amaurosis fugax, y a la que debe darse la misma importancia, por ej., que el dolor torácico intenso (angina de pecho), que precede a un infarto del corazón. Debe ser motivo absoluto de consulta con su médico.La enfermedad arteriosclerótica cerebral (el ictus cerebral), según datos del Instituto Nacional de Estadística es la 1ª causa de muerte en mujeres en España, y la 2ª en varones después del infarto cardiaco. Además, es la primera causa de discapacidad grave en adultos, y la 2ª causa de demencia.

img_estenosis-carotidea_2

TRATAMIENTO DE LA ENFERMEDAD ARTERIOSCLEROTICA CAROTÍDEA Y VERTEBRAL

¿Cúal es el tratamiento de esta enfermedad?

Todo paciente con enfermedad arteriosclerótica debe recibir tratamiento médico que controle los factores de riesgo (diabetes, hipertensión arterial, niveles de colesterol, etc.) así como con medicamentos que disminuyen la tendencia de las plaquetas de la sangre (unas partículas de la sangre que son en parte responsables de la coagulación ) a juntarse y producir pequeños trombos.
Si el grado de estrechamiento de las arterias supera un determinado límite, además de este tratamiento médico se debe realizar un tratamiento directo sobre la propia arteria estrechada, que hoy día puede consistir en cirugía sobre la arteria para retirar la placa ateromatosa que produce la estrechez , y que es conocido como endarterectomía , o mediante un procedimiento mínimamente invasivo conocido como angioplastia.

¿Qué es una angioplastia?

La angioplastia consiste en la introducción de un pequeño tubo de plástico (catéter) en una arteria arteria de la ingle, que lleva en su extremo final un pequeño balón que es hinchado frente a la zona de estrechamiento arterial de modo que se dilata la arteria y recupera su calibre normal. En los últimos años el tratamiento se completa con la colocación de una prótesis endovascular (stent en el idioma inglés), que es una malla metálica que se despliega dentro de la arteria para impedir que vuelva a estrecharse. Es este un procedimiento ya aceptado, desde 2004, por la Agencia Americana del Medicamento (FDA). Existen estudios médicos que acreditan una menor incidencia de complicaciones de la angioplastia con stent frente cirugía convencional, en pacientes de alto riesgo.

¿Cuáles son los riesgos de una angioplastia?

Este tipo de tratamiento, la angioplastia con colocación de prótesis endovascular (stent) es un procedimiento de neurorradiología intervencionista que realizan profesionales específicamente capacitados y con amplio conocimiento de las arterias carótidas y vertebrales y, lo que es más importante, de la vascularización cerebral.No obstante, cualquier procedimiento médico comporta unos riesgos. Los más importantes se refieren a la aparición, durante o en las horas posteriores al tratamiento, de síntomas de falta de riego a alguna parte del cerebro, como consecuencia de fragmentación de la placa de ateroma y oclusión de arterias cerebrales por estos fragmentos o por pequeños trombos agregados a ellos, con aparición de síntomas como pérdida de fuerza, sensibilidad, habla, que generalmente son transitorios y que no suelen aparecer en mas de un 3-5% de los pacientes.

img_estenosis-carotidea_3

¿Cuales son las ventajas de la angioplastia?

Las ventajas de la angioplastia sobre la cirugía directa se basan en la ausencia de herida quirúrgica en el cuello, la no necesidad en la mayoría de los casos de anestesia general (el tratamiento se realiza con anestesia local y el paciente despierto), y un menor tiempo de ingreso hospitalario ( en condiciones normales de 2 a 3 días).

¿Cuando realizar angioplastia y cuando endarterectomía?

La elección entre cirugía o angioplastia debe establecerse en base a criterios derivados de la situación de salud general de cada paciente, las características particulares de la lesión a tratar y la sintomatología neurológica que haya desarrollado. Por tanto, cada paciente debe consultar con su neurólogo acerca de la conveniencia de una u otra alternativa de tratamiento. Hay que tener presente que ni todas las lesiones son tratables con angioplastia ni todas con cirugía, ni todos los pacientes son iguales en cuanto a su situación de salud general, por lo que las decisiones deben ser individualizadas.