Angioplastia Intracraneal

t

¿Qué es?

Se trata de un tratamiento guiado con rayos X que sirve para dilatar los vasos sanguíneos intracraneales (tratamiento endovascular) para corregir una estrechez de las arterias (estenosis) y mejorar así la circulación sanguínea cerebral.

¿Existen otras denominaciones similares?

También se denomina angioplastia cerebral o angioplastia vertebral o basilar si se realiza en estas arterias.

¿Qué indicaciones tiene?

Se utiliza en casos en los que se ha detectado una estrechez de la carótida intracraneal, de la arteria vertebral o basilar o de alguna de sus ramas por alguna prueba radiológica (ecografía-dopler o angiografía digital o con tomografía computarizada o resonancia magnética). La corrección de este estrechamiento de las arterias permite evitar la nueva aparición de síntomas provocados por la falta de riego de una zona de su cerebro cuando no hay respuesta adecuada al tratamiento médico. No todas las estenosis deben ser tratadas y deben analizarse múltiples factores antes de tomar la decisión. Consulte a su Neurólogo y a su Neurorradiólogo para individualizar la decisión sobre la lesión que usted padece.

¿En qué consiste?

Es realizada con equipos de rayos X de alta tecnología llamados angiógrafos digitales por neurorradiólogos expertos y especializados. Se realiza en salas de radiología digital dotadas de todo tipo de equipamiento anestésico al igual que existe en un quirófano, con presencia de un anestesista.

Se emplea en todos los casos anestesia local y en ocasiones puede ser necesaria la sedación o anestesia general.
Se pincha un vaso sanguíneo, generalmente de la ingle y a continuación se introducen en su interior unos tubos flexibles, llamados catéteres, que llegarán hasta los vasos sanguíneos del cuello. A través ellos, introducirán otros más pequeños hasta alcanzar dentro del cráneo la zona del estrechamiento que se dilatará con unos pequeños catéteres con balón y suele ser necesario colocar después un tubo o prótesis (stent) en su interior para mantener abierto el vaso sanguíneo.

Para controlar el desarrollo del procedimiento se emplean un contraste yodado (que es introducido a través de los catéteres) y rayos X. El procedimiento dura entre 60 y 120 minutos.

Finalizado el procedimiento, se extraerán estos tubos y se comprimirá con la mano el lugar de la punción para que no se acumule sangre (hematoma).

¿Qué medidas hay que tomar tras la prueba?

Habitualmente se ingresará en un área de cuidados especiales para vigilar lu tensión arterial, y el paciente deberá mantener reposo en cama hasta un máximo de 24 horas tras la retirada del tubo de la ingle, pudiendo a continuación irse a su domicilio.

¿Existen otras técnicas alternativas?

La corrección de los estrechamiento de las arterias intracraneales no se puede hacer con cirugía salvo en casos muy especiales en los que no se puede realizar una angioplastia y se realizan conexiones (By-pass) desde otras arterias próximas.

¿Existen riesgos?

Pueden producirse molestias o complicaciones como en cualquier cateterismo por la punción o por el medio de contraste, generalmente intrascendentes (véase riesgos de la angiografía cerebral).

Por la propia angioplastia podría formarse un trombo en el catéter o desprenderse un fragmento de la pared de la arteria de la zona del estrechamiento que tapone una de las arterias cerebrales. Esta complicación es poco frecuente en manos de un neurorradiólogo experto y si se produce, no deja secuelas en todos los casos. Una complicación infrecuente pero grave es la rotura de la arteria que estamos tratando.

Si Ud. está embarazada o piensa que pueda estarlo, debe advertirlo antes de realizar esta prueba, ya que se emplea radiaciones ionizantes. Si es Ud. alérgico al yodo o tiene una enfermedad renal o cardiaca grave, debe advertirlo antes de realizar esta prueba.

No dude en consultar a su médico todas sus dudas para recibir toda la información que estime necesaria.