Angiografía Cerebral o Medular

t

¿Qué es?

Se trata de una prueba radiológica que permite estudiar las arterias y venas del cerebro, cuello, cara o médula espinal para conocer el estado de la circulación sanguínea con el fin de alcanzar el diagnóstico y elegir el tratamiento más adecuado.

¿Existen otras denominaciones equivalentes?

También se denomina arteriografía cerebral, de carótida, vertebral o de troncos supra-aórticos.

¿Qué indicaciones tiene?

Se utiliza en casos de sospecha de enfermedades vasculares malformativas (por ej. malformaciones arterio-venosas), hemorrágicas (por ej. aneurismas cerebrales) o en el estudio del Ictus para descartar estrechamientos de las arterias del cuello o cerebrales.

Es necesaria siempre antes de cualquier tratamiento endovascular (embolización), y muchas veces el médico la solicita en otras enfermedades como en el caso en algunos tipos de tumores para el diagnóstico y la planificación del tratamiento.

¿En qué consiste?

Es realizada por un neurorradiólogo especializado y experto, en una sala radiológica dotada de equipos de rayos X, llamadas angiógrafos digitales.

Se pinchará un vaso sanguíneo, generalmente en la ingle, utilizando anestesia local. En algunas ocasiones puede ser precisa la sedación o anestesia regional o general. A continuación se le introducirá un tubo muy fino (catéter) hasta el cuello, a su través se inyecta un líquido (contraste yodado), que es el que permite ver los vasos sanguíneos en las radiografías. Después se realizarán varias radiografías empleando rayos X, que son radiaciones ionizantes. Finalmente, se extraerá el tubo, haciendo una compresión manual para evitar la acumulación de sangre (hematoma) en el sitio de la punción. El procedimiento dura entre 60 y 90 minutos.

¿Existen riesgos?

Es frecuente que se tengan ligeras molestias en el punto de introducción de la anestesia local (generalmente la ingle), así como sensación de calor por la inyección del contraste. Su duración es muy breve (segundos) y no supone ningún perjuicio para el paciente. Infrecuentemente podía formarse un hematoma en el sitio de punción o un trombo en el catéter que tapone una de las arterias a estudiar. Excepcionalmente se puede desencadenar una reacción alérgica por la inyección del medio de contraste.

Cuando el cateterismo cerebral es realizado por neurorradiólogos expertos, la tasa de complicaciones graves (infarto cerebral, lesión de arterias cervicales) es extremadamente baja.

Si Ud. está embarazada o piensa que pueda estarlo, debe advertirlo antes de realizar esta prueba, ya que se emplean radiaciones ionizantes. Si es Ud. alérgico al yodo o tiene una enfermedad renal o cardiaca grave, debe advertirlo antes de realizar esta prueba.

No dude en consultar a su médico todas sus dudas para recibir toda la información que estime necesaria.